Una almohada cervical está especialmente indicada para las personas que sufren dolores de cuello, hombros, espalda o cervicales. Estas dolencias tan frecuentes, afectan directamente a la calidad del sueño y por lo tanto a nuestra calidad de vida, ya que sufriremos dolores cada día.

Es muy recomendable tener una buena postura a la hora de dormir, ya que son demasiadas horas en la misma posición y los músculos tienden a sobrecargarse. Una almohada cervical te garantizará una correcta posición del cuello y aportará estabilidad a los hombros, disminuyendo el dolor cervical.

Te recomendamos analizar tu almohada actual y la posición de tu cuello y hombros cuando la utilizas ¿Los hombros se doblan hacia dentro? ¿Hay demasiado espacio entre tu cuello y el colchón?

En esta guía de compra te ayudaremos a elegir la mejor almohada cervical que más se ajuste a tu postura a la hora de dormir.

Almohadas cervicales más vendidas

Características

Almohada Alviscer

Precios de almohadas cervicales

Almohada Langria

comparativa de almohadas cervicales 2017

Almohada Pikolin

almohada visco elástica para cervicales

Viscoelástica

No

Antialérgica

No

No

Tamaños disponibles

50x33 y 70x33 cm

50x30 cm

30x50 y 40x70 cm

Funda lavable

Grosor

11 cm

9,9 cm

11 cm

Dureza

Media

Adaptable mediante espuma de memoria

Blanda

Valoración

Precio

Beneficios de la almohada cervical

¿Has visto la forma tan característica que tienen las almohadas cervicales? Esa curva en su diseño es muy importante ya que se encarga de mantener el cuello alineado con la cabeza.

Una almohada normal deja un espacio vacío entre el cuello y el colchón, puedes comprobarlo tu mismo la próxima vez que vayas a dormir. Esta posición sobrecarga los músculos del cuello y produce dolor e inestabilidad cervical necesitan a largo plazo un masajeador de cuello eléctrico.

Esta tensión puede producir dolores de cabeza, mareos por pinzamientos, contracturas musculares que se evitan con una almohada cervical, que además de relajar la zona aumenta el flujo sanguíneo y oxigena el cerebro.

La diferencia entre una almohada cervical y una normal fundamentalmente es la estabilidad que aporta a las cervicales, alineando el cuello con la cabeza, manteniendo una postura correcta durante toda la noche.

Cómo se coloca una almohada cervical

Respecto a su colocación, el lado más alto de la almohada debe ir en la nuca o cuello y la parte más baja de la almohada en la cabeza.

Te recomiendo fijarte en esta imagen para aprender a colocar correctamente una almohada cervical y que su uso no sea contraproducente.

Durmiendo en la posición correcta la almohada se encargará de que tu cuello y columna estén alineados evitando dolores de espalda la mañana siguiente y aumentando la calidad del sueño.

como se coloca una almohada cervical

Tipos de almohadas cervicales

Podrás encontrar multitud de almohadas de diferentes formas, tamaños y materiales, por lo que empecemos por una clasificación por material de construcción.

Tipos según el material

  • Almohadas de pluma
  • Almohadas hechas de fibra
  • Almohadas de látex
  • Almohadas Memory Foam o viscoelásticas

Cómo elegir una almohada para las cervicales

Como la almohada cervical se encarga de mantener alineado el cuello con la cabeza y el resto de la columna vertebral, es importante que la que elijas se ajuste perfectamente a ti.

Esto quiere decir que cada cuello es diferente, la altura de los hombros, tu manera de dormir, etc.

Un consejo es medir la distancia que hay desde tu cuello hasta el hombro y también anotar el largo de tu cuello. Más adelante podrás comparar tus medidas con las dimensiones de la almohada y valorar si son las apropiadas.

Opiniones sobre las almohadas viscoelásticas

Dependiendo de la postura en la que duermas necesitarás un tipo de almohada cervical u otro.

Si buscas una almohada para dormir bocarriba es recomendable que el modelo que elijas no sea muy alta ya que la posición será antinatural, manteniendo el cuello en tensión en una posición parecida a la que tenemos cuando miramos el móvil estando de pie. Una almohada muy alta mantendrá las cervicales en tensión durante al menos 8 horas de sueño ¿imaginas los dolores al día siguiente?

Si por el contrario buscas una almohada para dormir de lado, necesitas un modelo más alto, que mantenga la cabeza alineada con la espalda, una almohada que cuando apoyes la cabeza las cervicales tracen una línea recta con la columna vertebral. Los hombros no deben doblarse demasiado hacia dentro y debes notar el cuello relajado, sin tensiones.

Una almohada para dormir boca abajo es mejor que sea blanda, si ya de por sí esta postura fuerza el cuello y cervicales al mantener la cabeza girada toda la noche, es recomendable que la almohada sea baja para mantener las cervicales en línea con la columna vertebral y disminuir la tensión.

Como ves la forma de elegir una almohada correctamente es de sentido común, si al apoyar la cabeza sobre tu almohada notas algún tipo de tensión algo falla, una almohada es para descansar y dormir mejor por lo que esta debe encargarse de cuidar de tus cervicales durante la noche y reducir los dolores de espalda y cuello por la mañana, que repercuten en nuestra vida diaria mediante dolores de cabeza, migrañas o mareos.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Almohada cervical viscoelástica
Author Rating
41star1star1star1stargray