La ciática es un dolor que aparece en la espalda y se irradia por las nalgas hasta las piernas y suele darse en personas con una edad comprendida entre los 30 y 60 años de edad. La sensación es parecida al entumecimiento, una especie de dolor sordo en la zona producido por la irritación o compresión del nervio ciático que da lugar a la ciática.

El nervio ciático es el más largo de todo nuestro cuerpo, se encarga del control de los miembros inferiores y va desde la médula espinal hasta cada una de las piernas.

Cuáles son los síntomas de la ciática

El dolor producido por la ciática es muy característico y sus síntomas son fácilmente detectables pues este baja desde la zona baja de tu espalda por el glúteo, hasta las piernas.

El dolor puede agravarse cuando realicemos algún tipo de movimiento, sentirás como un entumecimiento en los músculos de la zona que recorre el nérvio ciático, sintiendo incluso pinchazos en el músculo u hormigueo en el pie.

Si afecta a la incontinencia urinaria y no eres capaz de controlar la vejiga, lo más recomendable es que te pongas a disposición de un médico cuanto antes.

ciática pierna izquierda

Causas de la ciática

Las causas pueden ser varias al ser un nervio tan largo y recorrer toda la columna vertebral, nalgas y piernas. Desde contracturas que oprimen al nervio ciático, lesiones, golpes o incluso tumores.

Hernias discales

Seguramente te hayas fijado que las vértebras de la columna vertebral están separados unos de otros, permitiendo el movimiento de la columna. En el medio de cada vértebra se encuentran los cartílagos, que son los encargados de separar las vértebras, amortiguar unas con otras y aportar flexibilidad.

El cartílago de las vértebras está compuesto por una especie de gel, perfecto para garantizar su función.

Cuando se produce una hernia discal, la primera zona del cartílago se daña y esa especie de gel puede llegar a sobresalir, comprimiendo el nervio ciático y produciendo el dolor tan característico de la ciática que recorre la espalda hasta la pierna.

Estenosis espinal

La estenosis espinal ocurre cuando el conducto del canal espinal se estrecha, comprimiendo la médula espinal y los nervios, entre ellos el nervio ciático.

La espina dorsal, formada por las vértebras, 26 para ser más exactos, tiene un hueco en su interior por donde van los nervios, si este canal se estrecha produciéndose la estenosis espinal o estenosis espinal lumbar puede aparecer el dolor irradiado.

Se puede estrechar el canal:

  • por el centro de cada vértebra.
  • en cada canal que integra los nervios.
  • o el hueco que existe entre cada vértebra.

Listesis y ciática

La listesis o espondilolistesis se produce cuando una de las vértebras se mueve hacia adelante sobre el disco que tiene encima o debajo, llegando a comprimir el nervio ciático.

Cuando los huesos vertebrales salen de su posición hacia atrás o hacia adelante se debe diferenciar de la hernia discal que se produce en los discos intervertebrales, no en la propia vértebra.

Suele ocurrir normalmente en la zona lumbar, pero también puede darse en cervicales o la parte alta de la espalda.

Síndrome piriforme

Esta enfermedad es de origen neuromuscular, se produce porque el piramidal (un músculo situado en las nalgas que va desde la columna hasta la parte superior del fémur y se encarga entre otras cosas del movimiento de rotación de la pierna) se contractura y esta rigidez oprime el nervio ciático

Las personas que conducen durante mucho tiempo sufren este síndrome con el tiempo, también por golpes, vida sedentaria o movimientos bruscos.

 

Tratamiento para el pinzamiento del nervio ciático

Antes de nada, debes saber que aliviar el dolor en muchos casos solo es un parche temporal, es recomendable acudir a un profesional seguidamente para que encuentre la causa del pinzamiento del nervio y pueda solucionar el problema desde la raíz.

Mientras tanto, puedes aliviar el dolor de la ciática con:

  • Antiinflamatorios: Los antiinflamatorios como su nombre indica pueden reducir la inflamación del músculo que presiona el nervio y produce el dolor irradiado. Tomar siempre siguiendo las indicaciones del prospecto.
  • Puedes reducir la inflamación mediante frío localizado en la zona del glúteo y piernas por la parte trasera.
  • Masajear la zona, puedes utilizar una pelota de tenis para dar un masaje en la espalda, glúteo o un masajeador eléctrico con función calor para aliviar el dolor.
  • Acudir a un profesional para que pueda masajear la zona implicada.

El dolor puede evitarse mediante ejercicios para glúteos o rutinas para fortalecer la espalda.

Un buen estiramiento de la zona implicada es el que ves en la imagen, intenta realizar este ejercicio si pasas largas jornadas frente al ordenador o conduces durante mucho tiempo.

estiramientos para la ciática

 

¿Cuánto dura la ciática?

La duración de la ciática puede alargarse desde días, si es por un pinzamiento del nervio ciático por un músculo contracturado, años en el caso de personas que esperan a ser operadas, o convertirse en un dolor crónico.

Si acudes cuanto antes a un profesional que pueda detectar el origen del dolor, tardarás menos en recuperarte como comprenderás.

Lo más recomendable cuando aparece el dolor es no seguir forzando los músculos o la espalda y seguir las pautas que te hemos dado para aliviar la ciática, tener una buena higiene postural, no conducir durante largas jornadas o levantarse cada cierto para realizar estiramientos de espalda, glúteos y piernas.

Cuándo deberías ir al médico

Debes ir al médico cuanto antes cuando se produzcan alguna de estas situaciones o el dolor sea insoportable:

  • Si has tenido un accidente o un golpe fuerte.
  • El dolor va en aumento y llega a ser muy doloroso.
  • No controlas los intestinos o la vejiga (a esto se le suele llamar síndrome de cola de caballo y puede producir parálisis en la vejiga, intestino o reducir la sensibilidad sexual).

Aunque sea un problema poco común producido por la ciática, el no poder controlar la vejiga o los intestinos (retención de orina o heces) es un trastorno grave que debe supervisar un médico inmediatamente.

  • Entumecimiento en uno o las dos piernas que no permite levantarse o se hace con dificultad.
  • Falta de sensibilidad en la zona de los pies, glúteos, piernas o zona inferior en general.

Cómo diagnosticarla

El diagnóstico siempre estará en manos del médico o un profesional pero con los síntomas anteriores podemos hacernos una idea de cómo se desarrolla la ciática.

Si aún así tienes curiosidad por saber qué es lo que hará el médico cuando vayas a consulta te lo explicaré brevemente:

  • El médico primero consultará tu historial médico en busca de antecedentes o algún accidente pasado.
  • Hará una exploración física y pruebas de esfuerzo muscular para comprobar que la pierna responde adecuadamente junto a pruebas de reflejos.
  • Se intentará estirar el músculo o producir movimiento si fuera posible para comprobar el grado de dolor que se produce y dónde duele más.

Si no se encuentra el problema o persiste en el tiempo, el médico puede recurrir a radiografías de la columna vertebral completa para buscar las causas que hemos visto anteriormente como hernias discales.

También se puede ayudar de resonancias magnéticas y tomografías para conseguir imágenes más detalladas de la espalda.