La fisioterapia es una ciencia que cuenta con muchísimas herramientas prácticas y diversas para el tratamiento y alivio del dolor mediante métodos físicos no invasivos. En este contexto, resaltan el TENS y el EMS. En la actualidad, estos electroestimuladores se conocen como unos de las mejores opciones de tratamiento, ya que son capaces de aliviar el dolor de diversas índoles con efectividad y rapidez.

¿Qué es el TENS?

El TENS o electroestimulación nerviosa transcutánea, es una terapia de neuro estimulación exógena en la que se utiliza una máquina que permite aplicar corrientes eléctricas de baja frecuencia y con baja intensidad en la superficie de la piel, con la finalidad de aplacar la sensación de dolor generada por distintos fenómenos. La efectividad de este tipo de terapia se basa en el bloqueo de la señal del dolor hacia el cerebro. Específicamente, se sustenta en la conocida teoría de compuertas, que explica cómo por efecto de estímulos táctiles, se dispersa la sensación de dolor. Según dicha teoría, si el cerebro se encuentra distraído, no tiene la capacidad de prestar atención al dolor que se le ha ocasionado a través de una fuente de trauma, razón por la que no siente el dolor.

electroestimuladores opiniones

De esta forma, los fisioterapeutas trabajan con el TENS generando estímulos a nivel de los nervios, con el fin de que el cerebro preste toda su atención a las pequeñas ondas generadas, y no a la propia fuente de dolor. Así, las vías nociceptivas quedan completamente bloqueadas. Además, cuenta con la capacidad de variar de forma muy rápida la intensidad y la frecuencia de las ondas que produce, conociendo que el cerebro humano tiene la propiedad de adaptarse de forma rápida a los eventos, de forma que, si las ondas fuesen constantes, este se adaptaría y dejaría de concentrarse en las ondas y se volvería a centrar en la sensación de dolor.

Esta terapia tiene una participación muy activa en los tratamientos de las enfermedades terminales. Por ejemplo, en los casos en donde los pacientes sufren un tipo de dolor agudo como los provocados por tumores cancerígenos. La terapia del TENS ha demostrado ser muy efectiva aliviando los fuertes dolores y disminuyendo notablemente la medicación que trae consigo algunos daños colaterales y efecto secundarios.

Su uso se extiende con rapidez, ya que además de aliviar la sensación de dolor, disminuye notablemente la necesidad y dependencia de los analgésicos. De esta forma, se beneficia el sistema u organismo de forma holística, gracias a la naturaleza no invasiva e inocua de este método de disipación de dolor.

Las mejores ofertas en electroestimuladores Compex

- 59,70 EURSuperventas nº. 1
Compex FIT 1.0. -...
  • Esculpe tu cuerpo, tonifica tus...
  • Tecnología con cables
  • 4 canales
  • Programas: anti-dolor (1), recuperación...
  • El electroestimulador ideal para los...
- 370,00 EURSuperventas nº. 2
Compex Electro Estimulador -...
  • Set wireless sp8.0 multilingual eu plug
  • Set wireless sp8.0 multilingual eu plug
  • Set wireless sp8.0 multilingual eu plug

Los electroestimuladores baratos más vendidos de Amazon

Estos modelos son mucho más económicos y están pensados sobre todo para relajar la musculatura contracturada o cansada.

- 14,95 EURSuperventas nº. 1Superventas nº. 1
Beurer EM 49 -...
  • 2 canales separados y ajustables con 4...
  • 64 aplicaciones pre-programadas
  • 6 programas individuales ajustables
  • Tiempo de entreno ajustable
  • Pantalla LCD retroiluminada en azul de...
- 40,00 EURSuperventas nº. 2Superventas nº. 2
Med-Fit 3 - Dispositivo de...
  • Aparato de electroestimulación nerviosa...
  • Pantalla grande y clara
  • 5 modos entre los que escoger para un...
  • Accesorios incluidos
  • Muy fácil y sencillo de utilizar
- 30,00 EURSuperventas nº. 3Superventas nº. 3
Electroestimulador Muscular,...
  • Electroestimulador Tens: Adopta la...
  • Tens multifuncionales: Utilice parches...
  • Efectos notables: Alivia el dolor...
  • Diseño de doble puerto simultáneo: 2...
  • Display LCD: Configuraciones ajustables...

Tipos de TENS

Dependiendo del tipo de mecanismo que se utilice para disminuir el dolor, la electroestimulación del TENS se puede dividir en diversas categorías como son:

El TENS antiálgico rápido o convencional

Es un programa utilizado como analgésico que funciona induciendo un bloqueo del dolor a nivel de la médula espinal, basado en la teoría de La puerta de entrada de Melzack y Wall.

Este programa se fundamenta en impulsos breves, que pueden ir de 30 a 15 μs, y la frecuencia del impulso es alta de 80 a 140 Hz, produce un efecto analgésico rápido pero limitado y de una duración de 1 a 3 horas aproximadamente. Es un tratamiento que dura aproximadamente de 30 a 60 minutos, en la que el paciente va a sentir un hormigueo muy leve y agradable en la zona de aplicación.

El TENS de electroacupuntura o antiálgico con un efecto retrasado

Este programa cuenta con efectos que van variando dependiendo de la forma en que se colocan los electrodos; esto puede generar la producción de forma endógena de endorfinas y una mayor vascularización. En este TENS Se genera una frecuencia de impulso baja de 1 a 5 Hz, en el que se obtiene un efecto analgésico retrasado, de al menos 30 minutos antes de que se termine el tratamiento, siendo aún más prolongado que el TENS convencional. El tratamiento tiene un tiempo de duración aproximado de 30 a 40 minutos aproximadamente. El paciente va a poder percibir contracciones musculares que van a ir aumentando de forma gradual.

El TENS con escaneo

Posee una acción bastante parecida a la del programa de TENS rápido. En este programa se va a producir una variación tanto en la frecuencia como en la amplitud del impulso eléctrico mientras se realiza la estimulación, para evitar la adaptación al estímulo (no hace falta ir ajustando la intensidad durante toda la sesión).

El TENS de valores máximos

Este es un programa con el que se logra producir un bloqueo de forma periférica de los impulsos dolorosos, por lo que se ofrece un efecto analgésico local. Este es un tipo de TENS que es muy recomendado en el caso de que existan repentinas lesiones o contusiones, en los que el alivio del dolor debe ser de forma inmediata. En este caso la intensidad con la que se genere el impulso debe ser soportable en todo momento por el paciente, aunque siempre un poco mayor a la del TENS de tipo convencional.

TENS Burst o de Ráfagas

En este programa se lleva a cabo una estimulación que va a ir produciendo el efecto del TENS training o Endorfínico, en el que se debe utilizar las frecuencias similares a las del TENS tipo convencional.

Aplicaciones de la electroestimulación TENS

Este tipo de fisioterapia puede ser aplicado en diversas condiciones patológicas que cursen con dolor de distinta índole, como en dolores de cuello, tendinitis, dolores óseos; nerviosos o reumáticos, casos de lumbagos, dolor en la espalda, dolor en el ciático, en luxaciones, esguinces, en epicondilitis, dolor post cirugías, epitrocleitis, dolor de miembros fantasmas y hasta dolor de pene. También es muy utilizada para tratar el dolor en pacientes con enfermedades terminales como el cáncer, ayudando a disminuir las dosis de medicamentos y evitando así los efectos colaterales de los mismos.

De igual forma, puede utilizarse el TENS para realizar masajes, en los que se relaje la zona muscular. Es una terapia muy exitosa entre los pacientes, ya que no es invasiva, es fácil de aplicar y puede ser aprovechada en la comodidad del hogar. Además existen distintos aparatos de TENS portátil que pueden comprarse para aplicar el mismo paciente su terapia en casa o en el lugar que requiera.

¿Como se utiliza el TENS?

Aunque es una terapia muy fácil de realizar, hay que prestar mucha atención a la transmisión de los impulsos que se van generando, a través de los electrodos que vienen con una goma capaz de transmitir los impulsos, estos se deben colocar en la piel del paciente en el área donde se presenta el dolor.

La unidad TENS cuenta con dos perillas o botones de control, en el que uno es el que controla la intensidad y el otro acelera o retarda la señal eléctrica del aparato. Antes de iniciar, se debe colocar ambas perillas apagadas, luego en el área de la piel donde se encuentra el dolor se debe limpiar con alcohol y dejar que este se evapore y se seque. Seguido esto, se coloca en la base de cada electrodo de goma un poco de gel conductor y se estira de manera que se forme una delgada capa (este gel ayuda a conducir la señal eléctrica que se transmite hasta llegar a los nervios que se encuentran debajo de la piel). Luego se colocan los electrodos en la piel.

Colocaciones de los electrodos

Los electrodos poseen distintas polaridades, de forma que el electrodo positivo (de color rojo) debe ser colocado en el punto donde se considera que inicia el dolor, y el electrodo negativo (de color negro) debe ser colocado donde se considera que se encuentra el final de la zona del dolor o hacia donde se expande.

electroestimulador barato

Los electrodos cambian de polaridad de forma continua durante toda la sesión, así que no importa tanto su colocación según la polaridad, lo que si se debe tener en cuenta es que la posición en que se coloquen debe formar un cuadro en la zona donde se presenta la sensación de dolor, al menos que el fisioterapeuta indique otra forma de colocación para ejercer algún tipo de terapia alternativa o complementaria según su juicio.

Los electrodos deben ir fijados en la superficie de la piel utilizando cinta médica o con adhesivo que cubra el electrodo. De forma que el electrodo se mantenga pegado a la piel durante toda la sesión. Luego que los electrodos se encuentren bien sujetos, debe colocar la punta de los cables conectores que está en el extremo de cada conector, después se va a conectar cada cable al aparato TENS.

Ya que todo está preparado, se deben girar suavemente los botones hasta tener la correcta graduación de frecuencia y de intensidad. En ese momento se va a empezar a sentir un leve cosquilleo sobre la piel. Ahora asegure la unidad TENS, puede colocarlo en el bolsillo.

La colocación de los electrodos puede variar según los casos se pueden colocar: En la zona de dolor, en puntos de acupuntura, En el área de proyección refleja o a en la extensión del dermatomo, consulte a su especialista si usted mismo va a realizarse la terapia.

Diferencias entre TENS y EMS

Ciertamente ambos aparatos funcionan por medio de la electroestimulación de los músculos del cuerpo, pero suele existir confusión al hablar de ambas técnicas, considerándose muchas veces como si fuesen lo mismo, pero no es así, Cada una posee características que la hacen única y especial.

Electroestimuladores TENS

Por una parte, tenemos al TENS. Es un pequeño dispositivo con el que se generan pulsos eléctricos con el fin de disminuir o reducir una sensación de dolor, consiguiendo un nivel de analgesia. Con esta terapia se pueden controlar dolores que ocurren luego de un evento traumático o de alguna intervención quirúrgica, como por ejemplo en el caso de presentar ciática, lumbalgias, artritis, dolor menstrual, reumas, molestias de espalda, dolor de cabeza o migrañas, golpes. Su principal fin es bloquear el dolor de la musculatura a través del electroestimulación.

El tiempo de sesión de los TENS es relativamente de períodos largos, que van aproximadamente de 15 a 30 minutos, y sus electrodos por lo general son de igual tamaño, ambos pequeños. Con ellos se estimula la fibra nerviosa sensitiva. De este modo, se logra un tratamiento de complemento, en el que se controlan dolores agudos luego de operaciones o de lesiones.

¿Qué es el EMS?

Mientras que, el EMS es una terapia que se dirige al trabajo muscular, que tiene como característica principal que solo debe ser utilizado cuando no exista o se padezca ninguna lesión, en el caso de que el paciente sufra lesión, esta debe ser leve. Como, por ejemplo, para tratar casos de escoliosis, retrasar la atrofia en los músculos en pacientes inactivos, relajar espasmos en la musculatura, aumentar la circulación, después de larga inactividad, reeducar los músculos, realizar el movimiento, prevenir trombosis venosas, reducir músculos tensos o rígidos (con espasticidad) y ayuda actuando sobre los nervios sensoriales de la musculatura. Además, los EMS trabajan en períodos de diez a veinte minutos, en los que no existen modulaciones.

Los EMS, a diferencia de los TENS, trabaja en períodos cortos de entre 10 y 20 segundos, realizando pausas de uno y sesenta segundos regulables. Sus electrodos varían en tamaño, para que puedan ser combinados y adaptarse a los músculos, dependiendo de los métodos de estimulación requerido. En términos generales, su acción se basa en estimular cada una de las fibras nerviosas motoras

Contraindicaciones de los electroestimuladores

Los electroestimuladores no deben utilizarse por ningún motivo si se presenta fiebre con una temperatura corporal de más de 38 grados ni en enfermedades muy graves. Tampoco en el embarazo o en período de lactancia, en enfermedades cardíacas; principalmente en las que se lleve marcapaso ni en pacientes que se encuentran en reposo.

Además, nunca deben ser colocados los electrodos en llagas, en heridas abiertas, ni en zonas con alteraciones de la sensibilidad cutánea.

Es recomendable no utilizar el TENS específicamente en la parte frontal del cuello, ya que existe la probabilidad de ocasionar espasmo laríngeo.

Los mejores electroestimuladores TENS y EMS
5 (100%) 2 votes